Adobo, fanzine de cómics underground con extra de cafeína.

11.5.10

Crónicas del Salón de Comic de Barcelona 2010: VOLVIMOS VIVOS

¡Hola, panda de retrasados mentales!

Ya estamos de nuevo en casa tras salir de nuestra querida Barcelona y de nuestro amado Salón del Cómic, el único lugar donde podemos cometer fechorías y destrozos mentales a la gente sin que se puedan quejar, esgrimiendo nuestra pulserita morada de fanzineros.


Venimos muy contentos, porque a golpe de amenazas, collejas y gritos en todo el oído, hemos conseguido sacar el dinero a un montón de apocados aficionados a eso que llamáis "comic" haciendo que compraran Adobo. En nuestra zona de fanzines gritamos toda clase de barbaridades a los que que entraban allí pensando que habría otro stand de "EL MON DE LA CHUCHE" o habría una competición de baile de otakus. Nada más lejos de la realidad.
El Tuno del Reciclaje siempre atento a movimientos extraños en el stand de El Cuaderno de Tesla

Este año estábamos bastante acojonados viendo la poca afluencia de público el jueves (que suele ser normal) y el viernes. Pero un sábado brillante y sobre todo un domingo con más gente de lo habitual y con los bolsillos llenos han conseguido que nos estemos bañando en monedas de euro y riéndonos con sorna recordando vuestras caras de terror. Volvemos contentos, aunque se mascaba la tragedia.

La felicidad no ha podido ser plena: no conseguimos romperles todos los huesos del cuerpo a los compañeros de Gato Negro, que resultó ser el fanzine ganador de este año del Salón de Cómic, quitándonos un premio que ya tenemos en casa gracias a nuestras buenas artes y los bates metálicos que usamos a tal fin. Antes de dejarlos tirados en un sucio callejón, les dimos la enhorabuena por un premio que se merecen por llevar tantos años al pie del cañón. Lo que sí conseguimos es pulirle la marmota a las atractivas chicas de El cuaderno de Tesla, un fanzine que ganó el premio popular y contó con todo nuestro apoyo en la entrega de premios, hasta que una de sus componentes intentó asesinar a Antonio Altarriba.
cartel que reclamaba la atención del comprador potencial en nuestro stand

Y sobre todo, volvemos con la satisfacción de haber estado con vosotros, terribles lectores de Adobo, nuevos o ya añejos, que cada año pasáis por el stand para dejarnos vuestras demandas y querellas. Cada vez vemos más y más gente que nos ha perdido totalmente el miedo y simplemente se acerca para charlar con nosotros y echar un rato de puta madre mientras les esquilmamos. A buen seguro que nos seguiremos viendo por otros salones o el año que viene por Barcelona.

Pero no todo puede ser felicidad en el Saló. Vimos a nuestra querida Rosanna Walls, que cada año nos alegra con sus entrevistas pero este no se paso por nuestro stand para agasajarla como ella merece. Sinceramente, nos quedamos muy tristes, porque aunque cada año le hacemos más barrabasadas, nunca son suficientes. Rosanna: no nos vuelvas a hacer ésto nunca más, por favor.
visitantes fotografiando al Gato Risón

Un nuevo año más que acabamos exhaustos pero contentos de haber asistido a este evento. Esperamos que el año que viene nos vuelvan a dar la condicional para poder volver y, por supuesto, seguir vendiendo nuestro querido y entrañable fanzine Adobo.

¡Os queremos, pillastracos!

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Leido en la web de El Listo:
"los Adobos siendo expulsados del Fnac por pintar esvásticas en las galletas"

¿pero que ...? ¡expliquen eso!

Ratín Fuso dijo...

Nos lo pasemos chupi.

Jaume Estruch dijo...

Eh! Haciendo fotos a traición a los visitantes eh?
Al menos me sacasteis guapo :P

Un abrazo1!!!